More blogs about wifi wimax mesh.

viernes, abril 21, 2006

¿Hacia dónde irá el estándar Mesh 802.11s?


He publicado varias entradas últimamente al respecto, siempre basadas en los resultados del grupo de trabajo 11s del IEEE.

Tras unificarse criterios y participar en el desarrollo del estándar ingenieros de los principales fabricantes de Mesh, y después de haber recorrido ingentes cantidades de entrevistas, posts y artículos, parece que la cosa está clara, y resumo mi opinión del futuro del 802.11s en 3 líneas:

1) Intel está metido hasta la ceja en que el estándar evolucione hacia donde le conviene. Intel se ha mojado más esta vez que en todas las anteriores.

2) El estándar no irá hacia la interoperabilidad de diferentes fabricantes de Mesh;

3) El estándar evolucionará hacia nuevas funcionalidades en nuestros APs caseros para integrar el Mesh precisamente aquí dentro, en las Home Area Networks.

Vamos a analizar las razones anteriores. Los ingenieros de Intel han descubierto –por otro lado y sin ánimo de ofender, menudo descubrimiento…!- que se consigue más throughput efectivo en una conexión cliente-nodo si el nodo está muy cerca (la potencia de recepción es muy alta y, por lo tanto, los niveles de señal muy buenos) que si el cliente WiFi tiene que conectarse a 1 nodo en la calle, que está mucho más lejos y pierde potencia y señal. Ello implica que habrá al menos 1 salto más en la malla, pero compensa la pérdida de throughput en añadir 1 salto frente al conectarse a muy baja potencia.


Con esta forma de pensar, interesa más que los APs caseros integren un firmware de Mesh que les permita comportarse como tales dentro de la casa, y aquí está la chicha: con una interfaz que les permitiera conectar con cualquier tipo de nodo exterior, sea de Tropos, Strix o de quien sea.


Es decir, que interesa más centrarse en desarrollar este interfaz que en intentar poner a todos los fabricantes de acuerdo en algo que ya en principio es muy difícil, ya que hay equipos de 1 radio, de 2, 3, 4… y más. Y cada protocolo es de su padre y de su madre. Si el camino es este, se conseguiría:

- Limpiar el espectro radioeléctrico casero: al conectar el cliente WiFi por el camino más corto (al AP, no al nodo de fuera) deja el espectro más limpio y, por lo tanto, podría conectar desde más lejos.

- Obtener unos throughputs con Centrinos y similares muy altos, por lo que aparecerían nuevos servicios y aplicaciones más pesados y, por lo tanto, más interactivos. Los juegos on-line (en malla) podría crecer exponencialemente, sin la necesidad de ir a Internet.

- Mejorar la coexistencia de canales (1,6 y 11) en 2,4 GHz, por lo que podré usar más equipos en esa banda sin tanto riesgo de saturación.

- Dejar a los fabricantes de Mesh que se sigan pegando y compitiendo entre sí: el gordo del pastel está en las aplicaciones y servicios hasta el usuario. Si consigo que cada AP conecte a la red Mesh municipal, sea de quien sea, consigo mis objetivos.


Tras darle muchas vueltas me parece más sensato una evolución de este tipo que intentar construir la Torre de Babel.


¿Si o qué?