More blogs about wifi wimax mesh.

miércoles, febrero 08, 2006

¿Es viable una red Mesh gratuita financiada con publicidad?

Resulta interesante plantear este tipo de cuestiones ahora, cuando se están asentando las bases de diferentes modelos de negocio y cuando Google, por ejemplo, ya ha hecho una realidad de esto: construir una propia red Mesh municipal y ofrecer un acceso a Internet gratuito, a costa de financiar la web con publicidad. El otro dia comentamos que Boston lo estaba planteando en algunas zonas.

Veamos, tomemos como ejemplo una ciudad mediana como San Sebastián, de unos 200.000 habitantes. Vamos a suponer que un operador (empresa privada o ayuntamiento) obtiene, por ejemplo, un 3% de usuarios (6.000 clientes), de los que la mitad son tarifa plana (residencial) y la mitad son esporádicos;

El operador puede estar ofreciendo un servicio básico de, por ejemplo, unos 8 €/ mes; si dejase de ingresar los “tarifa plana” estaríamos hablando de 24.000 €/ mes, más los ingresos producidos por usuarios esporádicos (por ejemplo, 3 €/ usuario harían unos 9.000 €/ mes), por lo tanto, hablamos que habría que buscar unos ingresos paralelos de unos 33.000 €/ mes.

Considerando que sólo vamos a financiarnos por banners y que las cifras están en unos 20 €/ CPM (Coste por Mil impactos, que me cada perdonen los analistas y los del mercado de la publicidad on line), necesitaríamos ver no más de 300 banners/ usuario/ mes; la verdad es que no salen cifras muy altas: con ver unos 10 banners diarios podríamos no pagar nada y disfrutar del servicio. Si el operador consigue meterme más banners, pues más dinero para él…

Evidentemente la realidad no es tan sencilla. Seguro que luego hay mil y un problemas y aspectos de difícil solución, desde falta de anunciantes o el ingreso por CPM; por ejemplo, si el operador cobrase al usuario las tarifas habituales (mínimo de 20 €/ mes), estaríamos condenados a ver algo así como 30 banners diarios, si no más, lo cual puede dar lugar a más de una baja… Pero vamos, que no es una locura plantear el modelo. Sobre todo para operadores cuya último fin no sea enriquecerse, sino dar el servicio al ciudadano. O quizás prevalezca un modelo mixto, en el que por una tarifa ridícula y publicidad local, todos ganen: el operador dinero, el usuario pagar casi nada y el anunciante impactos.