More blogs about wifi wimax mesh.

domingo, septiembre 18, 2005

Perder a tu hijo en un Centro Comercial puede pasar a la historia


Imaginemos que llegamos al Centro Comercial, y al entrar alquilamos una pulserita, y se la ponemos a nuestro hijo para que si se nos escapa o pierde esté perfectamente localizado a tiempo real por los vigilantes del centro. Y si intenta salir del local sin nosotros, que envíe una alarma al vigilante más cercano para decírselo. Todo ello, con una precisión de menos de 1 m de error.

Esto, que a muchos nos puede parecer ciencia-ficción, ya lo estamos negociando con una gran promotora de centros comerciales. Es la combinación de infraestructura Wi-Fi + Localización a tiempo real. El tema es muy sencillo: un software que monitoriza todos los elementos a localizar, dígase, etiquetas con un radio 11b incorporado y con una batería de más de 3 años de duración. Los puntos de acceso más cercanos triangulan la señal y, mediante la medición de tiempos de respuesta, nos dicen la posición exacta del niño en cuestión. Este modelo presenta grandes ventajas para el centro comercial.

- Alquiler del servicio a padres con niños: como la madre de familia numerosa en Mujeres Desesperadas, ya no tendrá que preocuparse por los pequeños diablillos; etiquetas insertadas en pulseras o cinturones elásticos (con un sistema que no permite quitárselo al niño), la promotora de la idea puede rentabilizar el modelo y generar ingresos desde el primer día.

- Publicidad inserta en los dispositivos: ¿Porqué no puede el cinturón llevar publicidad de Coca-Cola, Chicco o McDonalds? Más ingresos para la promotora…

- Aprovechamiento de la infraestructura Wi-Fi para otros servicios: como la inversión ya está hecha, podemos meter cámaras de videovigilancia inalámbricas, telefonía móvil Wi-Fi para el personal de mantenimiento, Publicidad en Pantallas de Información Dinámica, Internet sin cables para cliente final, controlado o libre, etc. La cuestión es echarle imaginación.

- Publicidad indirecta asociada al servicio que presta el centro comercial: mi mujer seguramente me diría: “Miguel, vamos a este Centro Comercial que así estamos tranquilos por los churumbeles”. Es cuestión de captar ese sentimiento protector de madre…

El LegoPark en Dinamarca ya incorporó este servicio el año pasado. Ya es hora que los españoles demos el paso y hagamos lo mismo, no?