More blogs about wifi wimax mesh.

viernes, septiembre 23, 2005

No nos flipemos demasido con Wi-Max, que nooooo

Diario Expansión, viernes 23 /09/ 2005]

"Llega el Wi-Max, la verdadera revolución de la banda ancha inalámbrica". Y aparece una foto de una chica aparentemente conectada sin cables a Internet, con un portátil, junto a un autobús...

Desde Neomedia -y yo concretamente- somos defensores a ultranza de la tecnología Wi-Max. Pero de lo que va a ser Wi-Max, no de lo que es. Hoy por hoy, trabajando con un borrador pre-Wimax y con una tecnología útil únicamente para conectividad, pues qué quiere que le diga, no es la panacea. Van a pasar muchos años hasta que la chica de la foto pueda conectarse a cualquier red de forma inalámbrica utilizando Wi-Max.

Nosotros intentamos manejar las últimas tecnologías útiles y disponibles. Las redes malladas son un ejemplo de ello, realidad tangible, vendible y utilizable por el usuario final. Pero las redes Wi-Max... ¿qué quiere que le diga? ¿que dentro de 3 años empezaremos a poder usar aplicaciones y moverlas con Wi-Max? Pues no lo sé oiga, lo que tengo claro es que intento introducir una tecnología como las redes malladas en municipios, y ya he oido algún alcalde diciendo: "¡Yo no quiero eso, quiero Wi-Max!" Y claro, la cara que se me queda intentando explicarle: "Oiga usted, verá, es que eso de Wi-Max no existe todavía..."

Bueno, la historia está clara, no? Que el Wi-Max, verdaderamente útil bajo estándar 802.16e, llegará cuando tenga que llegar, pero tardará unos cuantos años, y mientras tanto tenemos que hacer el máximo uso de las tecnologías actuales, como los estándares 802.11 y los protocolos de roting acanzados basados en Mesh.

domingo, septiembre 18, 2005

Sobre Wi-Fi, Wi-Max y Mesh.

Últimamente, en varias reuniones con políticos o alcaldes de diferentes municipios, más de uno ha preguntado (increíble el nivel de la pregunta, pero cierto!!): “... ¿y porqué vamos a invertir en esta tecnología si el Wi-Max ya está aquí?” Me gustaría aclarar una serie de afirmaciones que se han extendido como un virus letal y que tan sólo nos llevan a la desinformación absoluta y, lo que es peor, al ridículo:

- El Wi-Fi, como tal, no es una buena infraestructura para ser implantada en municipios, por varias razones: la primera es debido a su propia topología de red, en la que los nodos (puntos de acceso) deben ir conectados a un switch, bien cableados (Ethernet UTP5/6) o bien inalámbricos (radioenlaces, topologías Punto-Multipunto). Esto supone serios problemas, bien en el despliegue o bien en la pasta. Pero cualquiera de las 2 desemboca en mucho dinero o en construcciones chapuceras.

El otro gran problema es la construcción de los equipos, diseñados (no sólo el chasis, sino la circuitería) para indoor. Aunque ya existan equipos diseñados para exteriores, no son otros que los de antes en nuevas cajas estancas. TELEFONICA hace meses nos consultó para que les solucionáramos un serio problema, relacionado con Wi-Fi en pequeños municipios y en los que, o bien en verano (más de 40 ºC) o en invierno (-20 ºC) los equipos no funcionaban y, por lo tanto, no podían dar servicio. Serios problemas con difícil solución.

- El Wi-Max es una tecnología que, dentro del protocolo 802.16, comprende varios estándares; el 802.16a no proporciona cobertura, sino conectividad entre puntos distantes sin necesidad de visión directa. El 802.16e, que es el verdaderamente interesante (añade movilidad y el concepto de cobertura al anterior), no estará operativo hasta dentro de unos 5 años. Por ello, el Wi-Max actual no proporciona cobertura ni, por lo tanto, movilidad. El borrador del estándar con el que se trabaja (borrador, ojo, no está aprobado todavía!!) se utiliza para implantar soluciones de conectividad. Cuando oímos que “Fulanito está llevando Internet a pueblos aislados con tecnología Wi-Max”, el efecto práctico es el mismo que llevar tecnología Wi-Fi de conectividad, mediante radioenlaces. Eso sí, a más distancia, y sin necesidad de visión directa, pero olvidemos los servicios basados en movilidad, que hoy por hoy no existen.

Por todo ello, respondiendo a los concejales e informáticos que preguntaban aquello, la respuesta es clara: Wi-Max no va a ser competencia de la tecnología Mesh, sino complementaria. Wi-Max no va a dar cobertura ni movilidad a servicios. Eso sí, nos sirve a las ingenierías que trabajamos con tecnología inalámbrica para montar infraestructuras de backhaul. El Wi-Max no es la panacea, tiene su función y su hueco en el mercado como cualquier otra tecnología inalámbrica.

Sr. Operador, quiero VoIP por Wi-Fi… fija y móvil

Cuando hablamos de Wi-Fi, todo el mundo piensa en teléfonos sin cables… Pues bien, no es del todo cierto, me explico. Desde hace varios años estamos instalando proyectos con telefonía Wi-Fi, pero a través de terminales fijos. Es decir, utilizamos la infraestructura Wi-Fi como red de acceso (nivel 2), no de servicios IP (nivel 3). Algo así como que un operador de telefonía móvil refuerce su backhaul con tecnología Wi-Fi: el usuario final no percibe esta tecnología, sino que se utiliza como medio de soporte y redundancia para el operador, asegurando así el backhaul y la calidad de las llamadas. VoIP Wi-Fi para telefonía fija es lo mismo: disponer en casa de cobertura inalámbrica y utilizar un gateway de VoIP conectado, por un lado, al teléfono convencional, y por otro lado, a un bridge que transforme la señal IP a WLAN. De esta forma nos podemos hacer rápidamente con un sistema de telefonía IP inalámbrico, aunque esta tecnología Wi-Fi no la percibamos (seguiremos hablando con el teléfono fijo de siempre).

Desde hace también un par de años implantamos soluciones de telefonía móvil Wi-Fi, es decir, teléfonos con un radio 802.11b que, conectándose a la infraestructura Wi-Fi y a un gateway de VoIP que a su vez interconecta con la centralita de la empresa (¡¡OJO, Solución profesional, no para casa!!), conseguimos realizar llamadas a cualquier sitio comportándose los teléfonos móviles como extensiones fijas convencionales de la empresa, aunque con las funcionalidades móviles de la telefonía DECT.

Pero el pollo del arroz con pollo lo han implantado nuestros amigos de PeopleCall durante las últimas semanas, de una manera sencillísima: un teléfono móvil Wi-Fi 802.11b que, cuando detecta una red inalámbrica abierta conecta al servidor de PeopleCall… y listos: sin infraestructura de VoIP en local y sin nada, ya funciona. Y si la infraestructura WLAN es grande y bien implantada, con roaming y QoS, podremos movernos por donde queramos con una calidad de voz perfecta. Todo por poco más de 100 €, teléfono móvil incluido. Herme, te lo has currao.

De verdad, es un tema a tener en cuenta. Y al loro con la navidad, que los fabricantes ya nos anuncian teléfonos duales Wi-Fi / GSM… veremos qué movimientos hacen los grandes operadores.

Todo el mundo con videovigilancia IP… ¿y ahora qué?

Cada vez son más los comerciales de Neomedia los que me comentan cosas como “La empresa de seguridad pepito se ha presentado al proyecto… ¿sabes con qué? ¡Con un sistema de videovigilancia IP! ¿Y qué hacemos nosotros ahora?

La cuestión es clara, renovarse o morir. Ese momento tenía que llegar, y ha llegado. Cuando empezamos con los proyectos de videovigilancia IP hace 3 años, teníamos unas claras ventajas sobre las empresas tradicionales del sector, que basaban sus proyectos en el concepto de CCTV o sistemas analógicos:

- Lo nuestro era última tecnología: cámaras IP, cableadas (Ethernet) o inalámbricas (Wi-Fi) contra un servidor de grabación en disco duro, permitiendo un sinfín de funcionalidades de grabación, gestión de eventos y alarmas, etc. Solución mucho más versátil que la grabación en cintas o vídeo.

- Al trabajar en inalámbrico, podíamos plantear sistemas de seguridad y vigilancia en lugares donde no era posible tirar cable.

Ahora empresas de seguridad venden cámaras IP con equipos similares a los nuestros, y posiblemente más baratos. Nunca hemos sido expertos en seguridad, sino en ingeniería. Bueno, pues entonces, ¿qué hacemos?

A cuestiones sencillas, respuestas sencillas; lo mismo que han hecho ellos: especializarnos en nuestro fuerte para desarrollar soluciones más competitivas, en funcionalidades o en coste. Y creo que lo estamos consiguiendo, aquí van unos ejemplos:

- Del concepto de Circuito Abierto de Televisión de hace 2 años, hemos incorporado en materia de seguridad sistemas biométricos de huella dactilar, sistemas de reconocimiento de matrículas basados en LPR y sistemas de localización a tiempo real basados en triangulación Wi-Fi. Son 3 ejemplos de soluciones que, de momento, les suenan a chino a las empresas de seguridad, y nosotros ya nos hemos hecho los viejos del lugar implantándolas.

- La tecnología Mesh nos permite retomar la videovigilancia IP con cámaras inalámbricas o fijas y su acceso desde un vehículo en movimiento, solución generalmente enfocada a las áreas de tráfico de grandes ciudades. Esta solución, con un alto componente de ingeniería en el diseño de la red (para lograr el nº fps deseado en Centro de Control) es difícilmente abordable por una empresa de seguridad.

Recuerdo que en una presentación de estas soluciones antes de verano asistió un representante de una de estas empresas y, en voz alta, trató de poner en evidencia a mi compañero con razonamientos como que “Os estáis metiendo en un sector que no es el vuestro; No podéis instalar cámaras de seguridad; o No es legal lo que hacéis”. Este personaje, muy exaltado y absolutamente desinformado, tenia una cierta frustación al ver cómo, a través de una nueva tecnología, estábamos entrando en un terreno que había sido suyo desde siempre.

Nosotros generalmente no competimos con estas empresas en un proyecto -ya que siempre va a haber una tecnología de base más económica que haga el 99% de las funcionalidades deseadas, y la propongan ellos- sino que tratamos de solucionar los imposibles que nos plantean ciertos clientes, bien por los cables, bien por la movilidad, o bien por nuevas soluciones tecnológicamente muy avanzadas.

Resumiendo, un mensaje a los Señores de las Centrales de Alarmas y CCTV: que no cunda el pánico, ustedes a su negocio y nosotros al nuestro, que hay tarta para todos…

Perder a tu hijo en un Centro Comercial puede pasar a la historia


Imaginemos que llegamos al Centro Comercial, y al entrar alquilamos una pulserita, y se la ponemos a nuestro hijo para que si se nos escapa o pierde esté perfectamente localizado a tiempo real por los vigilantes del centro. Y si intenta salir del local sin nosotros, que envíe una alarma al vigilante más cercano para decírselo. Todo ello, con una precisión de menos de 1 m de error.

Esto, que a muchos nos puede parecer ciencia-ficción, ya lo estamos negociando con una gran promotora de centros comerciales. Es la combinación de infraestructura Wi-Fi + Localización a tiempo real. El tema es muy sencillo: un software que monitoriza todos los elementos a localizar, dígase, etiquetas con un radio 11b incorporado y con una batería de más de 3 años de duración. Los puntos de acceso más cercanos triangulan la señal y, mediante la medición de tiempos de respuesta, nos dicen la posición exacta del niño en cuestión. Este modelo presenta grandes ventajas para el centro comercial.

- Alquiler del servicio a padres con niños: como la madre de familia numerosa en Mujeres Desesperadas, ya no tendrá que preocuparse por los pequeños diablillos; etiquetas insertadas en pulseras o cinturones elásticos (con un sistema que no permite quitárselo al niño), la promotora de la idea puede rentabilizar el modelo y generar ingresos desde el primer día.

- Publicidad inserta en los dispositivos: ¿Porqué no puede el cinturón llevar publicidad de Coca-Cola, Chicco o McDonalds? Más ingresos para la promotora…

- Aprovechamiento de la infraestructura Wi-Fi para otros servicios: como la inversión ya está hecha, podemos meter cámaras de videovigilancia inalámbricas, telefonía móvil Wi-Fi para el personal de mantenimiento, Publicidad en Pantallas de Información Dinámica, Internet sin cables para cliente final, controlado o libre, etc. La cuestión es echarle imaginación.

- Publicidad indirecta asociada al servicio que presta el centro comercial: mi mujer seguramente me diría: “Miguel, vamos a este Centro Comercial que así estamos tranquilos por los churumbeles”. Es cuestión de captar ese sentimiento protector de madre…

El LegoPark en Dinamarca ya incorporó este servicio el año pasado. Ya es hora que los españoles demos el paso y hagamos lo mismo, no?

Cerramos un acuerdo con Tropos Networks


Tras 3 años de conversaciones ininterrumpidas y una vez homologado el producto en Europa, el pasado mes de Mayo cerramos una alianza estratégica con Tropos Networks Inc, para ser la ingeniería que realice los despliegues de tecnología Mesh de Tropos en España y Portugal. Tras estudiar todos los productos Mesh del mercado, nos decantamos indudablemente por el de Tropos por varias razones:

- El protocolo de enrutamiento PWRP nos daba mucho mejor rendimiento que el resto de equipo. No es de extrañar, ya que el PWRP está basado en redes inalámbricas, mientras que empresas como Strix, Mesh Dinamics, Canopy, Nortel o Belair utilizan algoritmos basados en redes cableadas (Spanning Tree y Vector Distancia). La diferencia, probadlo y lo comprobaréis, es abismal, ya que el PWRP no sólo valida continuamente el estado del enlace como los otros algoritmos (SÍ hay/ NO hay conexión), sino el estado y la calidad del mismo, de forma que no se elige el camino más corto entre 2 nodos sino el más óptimo.

- Haciendo las pruebas conseguimos mayor cobertura por superficie con el nodo de Tropos que con ningún otro. Tampoco es de extrañar, ya que tiene la mayor potencia de salida del mercado (-100 dBm). Esto se traduce en menos inversión por municipio.

- Ninguna otra empresa, repito, ninguna otra empresa, dispone de proyectos reales funcionando en más de 200 municipios y 22 países, con instalaciones de entre 1 y 700 km2. Personalmente, creo que este factor fue el determinante.

Ya estamos realizando los primeros despliegues en España, en varios municipios de diferente tamaño. Como estamos en plena implantación no es cuestión de adelantarse y de deciros dónde están funcionando, lo publicaremos en nuestra web durante las próximas semanas. Al loro en www.neomedia.es.



Porqué el Wi-Fi municipal ya es una realidad

En el artículo anterior hablaba de Afitel y de aquello de Zamora Wireless. Decíamos que el problema radicaba en la utilización de una tecnología errónea, no podíamos dar servicios vía Wi-Fi a un municipio como Zamora. Ahora disponemos de tecnología para cubrir Zamora, Madrid o Montecarlo: la tecnología Mesh, o basada en redes malladas.

Esta tecnología presenta 3 grandes ventajas sobre el Wi-Fi:

- Los nodos (Puntos de Acceso) no tienen que ir cableados hasta ningún elemento, salvo un pequeño porcentaje de los mismos (hacia el backhaul). Sólo necesitan toma de luz, por lo que su despliegue es inmediato.
- Los nodos han sido diseñados para condiciones de trabajo en entornos hostiles, tanto a nivel de circuitería como de chasis. Soportan cualquier tipo de condición climatológica adversa.
- Y todo ello, con 54 Mbps simétricos disponibles para cualquier tipo de acceso de clientes Wi-Fi (802.11b/g). Pa’ cagarse…

Para los que tengan un poco de frikis, sabed que son equipos que se nos quedan fuera del alcance del bolsillo (al menos del mío!!), no tienen nada que ver con la tecnología Wi-Fi convencional. Montar una red para dar cobertura completa a una ciudad como Alicante (300.000 habitantes) supone algo más de 1 millón €… cuatro duros comparado a la tecnología móvil. Mi buen amigo y compañero Paolo, que viene del mundo de la telefonía móvil, siempre dice que él, “estando en Siemens y trabajando para Amena, con 1 millón de € tenía para 3 estaciones base, con las que no podía dar cobertura ni en 4 manzanas… y tardaba 1 año de despliegue”.

Todo apunta a que la tecnología Mesh va a dar mucha guerra durante los próximos años. Ahora, el Wi-Fi municipal ya es una realidad.

¿Qué fue de aquellos “Zamora Wireless”?


Recuerdo perfectamente el día que fui en Septiembre de 2002 a la inauguración de la 1ª red Wi-Fi municipal de España, Zamora Wireless, implantada por Afitel (Wireless&Satellite Networks) y la colaboración de Intel. Con todos mis respetos, parecía ser otro pelotazo de Ignacio Ozcáriz, ex-Consejero Delegado de Recol. Y la verdad es que la cosa pintaba bien:


- Internet Wi-Fi de 2 Mbps por 10 €/ mes (¡estamos hablando de hace 3 años!)
- Sin cables, y tarifa plana.
- En todo Zamora, con cobertura en ampliación progresiva.

Y claro, no podía ser el caballo tan bonito como lo pintaban. Bajo mi punto de vista, el primer problema radicaba en la propia esencia de la tecnología: se pretendió dar cobertura a una ciudad de 50.000 habitantes con Puntos de Acceso Intel, 802.11b, bastante normalitos. Los problemas empezaban en todas partes:

- La instalación tenía que ser en fachadas, bajos, techos de locales comerciales, etc, dando poca cobertura al interior de las viviendas, que es donde se usaba el servicio. A partir de la 3ª planta ya no había cobertura, o era muy inestable.
- Los AP’s iban todos cableados a una electrónica de red, trabajando en condiciones de exteriores complicadas en una ciudad gélida como Zamora: caro y difícil de mantener.
- La masa crítica de usuarios necesaria para ganar dinero era muy alta, debido al bajo coste del servicio.
- Los usuarios se empezaban a quejar en los foros, dándose de baja más tarde y desaconsejando al resto que lo contrataran.
- La empresa no disponía de recursos técnicos y financieros necesarios para dar un mantenimiento en condiciones: cosa muy normal, ya que debía ser costosísimo mantener aquello.
- Cada vez había más AP’s que no funcionan y, por lo tanto, más gente cabreada…

… Como vemos, es la pescadilla que se muerde la cola. Estaba condenado al abandono por parte de todos: el usuario no paga, la empresa no mantiene y el servicio no funciona.

Y es que casos así ha habido unos cuantos, pero entonces no disponíamos de la tecnología para que aquello fuera creíble y rentable. Hoy sí. Pero indudablemente el trabajo y la apuesta que hizo Afitel merece el más grande de los aplausos. Hacen falta más iniciativas pioneras que puedan oler negocio antes de que realmente exista, para que todos avancemos…

Fiesta Neomedia de verano.

El pasado jueves 21 de Julio organizamos (Neomedia) una fiesta en la terraza del hotel Amerigo 5*GL de Alicante. El motivo oficial fue la celebración del premio de la Cámara de Comercio a la Nueva Empresa. La realidad fue que no soportaba más, día tras día, a gente como mi querido Jorge Sánchez insistiendo continuamente en ¡Quiero una fiesta de Neomediaaaa…! En fin, fue una noche muy agradable. Trajimos a “Marcelo y Marcela”, excelentes bailarines de Tango que muchos habréis podido ver actuar en teatros de Madrid, y tuvimos una amplia representación en flora y fauna de personalidades, políticos, empresarios y amigos durante la velada. Por cierto, excelente montaje fotográfico el del Dpto. Marketing de la empresa…

Gracias a todos por el premio de la Cámara de Comercio


Gracias de todo corazón, de verdad. Un buen amigo me decía, el día de la entrega de premios: “fíjate, mientras otros [premiados] han tenido que esperar 105 años, a vosotros os lo han dado en 3”. Sin ánimo de parecer pedante, cierto es aquello de que es un premio que nos pertenece a todos, no sólo a los fundadores de Neomedia. Fue una pena que a la cena de entrega sólo pudiéramos ir 5 personas de la empresa, realmente fue emotivo ver el premio y ver a todo el mundo (empresarios, políticos, amigos, compañeros, clientes…) felicitándote. Ni nos ha salvado la vida ni nos va a hacer ricos, pero indudablemente es una recompensa al trabajo realizado y una tarjeta de presentación a tener en cuenta. Gracias a todos!!

Un par de comentarios más de aquella noche; disfruté mucho compartiendo mesa con Pedro Moltó, otro premiado (Juguetes Moltó), y de sus aventuras y desventuras por todo el planeta tras más 50 años de trabajo ininterrumpido… increíble su vitalidad. Y, por otro lado, olé, olé y olé al Presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Antonio Fernández Valenzuela, por ser tan claro y tajante en temas tan importantes y preocupantes como el agua… Con más políticos así nos iría mejor. Sin duda.